(Aquí enlace a la publicación original en la web de la ILP Escolarización Inclusiva)

Parla ha sido la última ciudad de la Comunidad de Madrid en sumarse a la red de municipios en pro de la escolarización inclusiva con la creación de un grupo de trabajo local para la difusión y búsqueda de apoyos a la iniciativa. De este modo, son ya seis las localidades que cuentan con grupos de trabajo (Getafe, Fuenlabrada, Móstoles, Alcalá de Henares, Rivas Vaciamadrid y Parla) y cerca de 100 asociaciones, ampas y otras entidades las que se han sumado ya a la propuesta.

La adhesión de Parla se produce tras la Asamblea celebrada el pasado 15 de diciembre, entre algunos de los colectivos promotores de la Iniciativa Legislatura de los Ayuntamientos por una escolarización inclusiva –Aulas en la calle, Cidespu, y Edukafuenla- y representantes de distintos colectivos de Parla: Plataforma Inclusión Real Ya, Asociación Parque de las Sonrisas, Mover Parla, Plataforma Urge Parla y la AMPA del CEIP Pablo Picasso.

En la asamblea se puso de nuevo sobre la mesa la necesidad urgente de intervenir en el sistema actual de escolarización debido a varios motivos que se están dando en los municipios analizados de la zona Sur de Madrid: la Comunidad de Madrid es una de las regiones de Europa con mayores tasas de segregación escolar socioeconómica, lo que significa que el alumnado vulnerable está especialmente concentrado en algunos centros educativos; esa concentración se produce, fundamentalmente, en colegios públicos no bilingües y son estos centros los que suelen sufrir el cierre de aulas y los recortes.   

Además, se planteó una dicotomía importante que invita a la reflexión: personas discapacitadas o entornos discapacitantes. La conclusión es clara: hay que acabar con los entornos discapacitantes para hacer florecer las distintas capacidades de las personas.

Con el fin de revertir esta situación y eliminar sus negativas consecuencias, la Iniciativa Legislativa de los Ayuntamientos (que permite elevar una propuesta de ley a la Asamblea de Madrid a través de su aprobación en Pleno municipal de al menos de tres ayuntamientos con más de 50.000 electores) persigue dos medidas principales: la introducción de factores de equidad de la oferta educativa para atender a las necesidades y para que la cultura de los centros sea cada vez más inclusiva y un descenso ponderado de ratio en función de la tasa de alumnado perteneciente a grupos vulnerables que acoge cada centro.

Después de ocho meses de trabajo desde la creación del proyecto, tiempo en el que se ha conseguido la adhesión de un centenar de entidades, se continúa en el proceso de difusión y búsqueda de más apoyos, al tiempo que se está elaborando, de forma colectiva, el texto de la moción que se presentará de forma conjunta en diversos municipios de la región.

Tras la suma de Parla, se continúa trabajando para seguir aproximando la iniciativa a otras ciudades como Majadahonda o la propia ciudad de Madrid, al tiempo que la difusión de la iniciativa llega cada día a más colectivos que se van adhiriendo al manifiesto que acompañará a la ILP en su camino hacia los plenos de los ayuntamientos y finalmente a la asamblea de la Comunidad de Madrid. Esta movilización surge por una necesidad de la gente de la calle con la Iniciativa Legislativa Popular de los Ayuntamientos como herramienta y pretende propiciar la igualdad de oportunidades y proteger al alumnado más vulnerable, mejorando así el conjunto del sistema educativo y por ende de toda la sociedad.