La Plataforma Inclusión Real Ya luchapor conseguir las mejores condiciones educativas para el alumnado que presenta algún tipo de necesidad específica de apoyo educativo o necesidades educativas especiales, lo que supondrá, sin duda, un beneficio para toda la comunidad educativa.

Partiendo de la globalidad de la cultura inclusiva en las aulas, desde la plataforma nos centramos en un aspecto concreto: el refuerzo e incremento de los recursos destinados a atender al alumnado con necesidades educativas. Creemos que de esta forma se podrán fortalecer dos pilares básicos para conseguir la inclusión real: la participación y el aprendizaje.

 
– Respecto al primer pilar, este alumnado necesita participar de la vida escolar en igualdad de condiciones (si son sacados del aula, por ejemplo, para recibir apoyos que pueden darse en la misma esa participación se dificulta). 
 
– En cuanto al segundo, el aprendizaje, es necesario que este tipo de niños y niñas reciban un acompañamiento personalizado con el fin de llegar lo más lejos posible dentro de sus posibilidades, como todo niño y niña, y con los profesionales adecuados.
 
 A continuación, mostramos los aspectos que creemos que hay que mejorar en el sistema educativo actual para conseguir que esa inclusión real sea verdaderamente efectiva:
 
– Reparto de los recursos profesionales y materiales entre las distintas áreas territoriales de la Comunidad de Madrid, y entre los distintos centros educativos, atendiendo la filosofía de la justicia social, según las características propias de cada centro y alumnado y sin discriminaciones ni agravios comparativos.
 
– En la actualidad, el mismo equipo de apoyo a la diversidad atiende a niños de 3 a 12 años de edad y con muy diversas afectaciones. Solicitamos una diferenciación de los recursos necesarios para las etapas de Infantil y Primaria o una diferenciación de equipos en función de la afectación de cada alumno o alumna.
 
– Bajada de las ratios de las aulas: 1 acnee por cada 20 alumn@s en un mismo aula. (1×20) Cualquier incremento a esto deberá verse acompañado por los profesionales y recursos materiales correspondientes.
 
– Ratios para los especialistas:
. 1 PT por cada 10 acnee
. 1 AL por cada 10 acnee
. 1 auxiliar de infantil o técnico III en la etapa de Infantil (independiente a la profesora de apoyo).
. 1 TIS (Técnico de Integración Social) en cada centro, para trabajar las habilidades sociales con cualquier alumno/a.
 
– El alumnado con problemas del lenguaje deben contar como acnee para la asignación de AL.
 
– La existencia de un equipo de orientación por centro o, en su defecto, la visita de como mínimo tres días completos a la semana a cada centro.
 
Un plazo máximo de dos meses en los informes de valoración y que como mucho en abril, todos los niños y niñas que así lo hayan solicitado estén valorados para que dé tiempo a prever el número de acnee de cara al curso siguiente.
 

– Revisar los protocolos de actuación en casos de acoso escolar hacia los acnee.

– Revisar la legislación actual para que en el momento en el que un especialista que trabaje con el alumnado acnee comunique una baja prolongada no haya que esperar los 15 días que marca la ley para ser sustituido por otro especialista.

 
 
En definitiva, siempre, más recursos humanos y bajada de ratios